viernes, 16 de enero de 2009

Aportaciones a la ecologia de: JEAN BAPTISTE DE LAMARCK

escribio un gran libro titulado "Flora de Francia" que le publicó el naturalista Georges Louis Buffon, en el que comenzó a aplicar claves dicotómicas en la clasificación de las especies.

Gracias al prestigio obtenido con su libro y a la amistad con Buffon le eligieron miembro de la Academia Francesa de Ciencias, obteniendo un puesto en el museo de Historia Natural. En 1793, motivado por una reorganización del museo, pasó a ser profesor del área de insectos y gusanos, departamento que luego él renombraría como de zoología de invertebrados.

Lamarck fue el primero en utilizar el término de biología para referirse a las ciencias de la vida y el que acuñó la palabra invertebrados. Sobre este nuevo campo escribió un importante libro en siete tomos "Historia natural de los animales invertebrados" (1815-1822) muy avanzado para su época.

Escribió sobre muy diversos temas como: meteorología, química e hidrología, pero por lo que es más conocido es por su teoría de la evolución, que expuso en el libro "Filosofía Zoológica" (1809). Según Lamarck, los órganos se adquieren o se pierden como consecuencia del uso o desuso, y los caracteres adquiridos por un ser vivo son heredados por sus descendientes. De está manera un herbívoro que estire el cuello para alcanzar las ramas altas, logrará que este se alargue, y tras varias generaciones de transmitir esta característica a sus descendientes tendríamos una jirafa. Para Lamarck el principio que rige la evolución, es la necesidad o el deseo, que él denominó "Besoin", también se conoce su teoría como "herencia de los caracteres adquiridos" o Lamarkismo.